Planeamiento, sostenibilidad y energía

El planeamiento urbanístico está llamado a asumir un cambio “radical” en materia medioambiental, ¿comenzamos?

ZahaAdid_02

Fuente: Aiguasol. Evaluación energética del Máster Plan de Zaha Hadid para el nuevo barrio de Zorrotzaurre en Bilbao

En la actualidad, tenemos instrumentos legales para la adopción de criterios ambientales en el proceso del planeamiento urbanístico pero, hoy por hoy, estamos lejos de afirmar la eficacia de tales instrumentos.

De forma sectorial, el marco normativo de cada aspecto ambiental se considera “único” y de alguna manera “determinante” (ruido, aguas, agricultura, biodiversidad, patrimonio, etc.), por lo que aparece desintegrado del resto de los componentes que conforman nuestro entorno. No obstante, en los procedimientos urbanísticos y ambientales (EAE) se deben aunar los objetivos ambientales de sostenibilidad aplicables y las necesidades reales de los municipios. Esta premisa, tan sencilla y coherente es un axioma que con bastante frecuencia resulta difícil de alcanzar.

Aunque sea un primer paso, Decreto 178/2015, de 22 de septiembre, sobre la sostenibilidad energética del sector público de Euskadi y apuntábamos al Proyecto de Ley de Cambio Climático, el cual incluye una llamada al planeamiento urbanístico para que asuma la variable energética desde el inicio de su concepción.

No obstante, en una lectura detallada del artículo 17 del proyecto de ley sobre Medio urbano y planeamiento urbanístico, cabía deducir que el alcance de dicha disposición puede resultar escaso para lograr los objetivos energéticos europeos y vinculantes.

En este nuevo marco, ¿cabría dar un paso más allá en sintonía con los objetivos y medidas concretos del Decreto e introducir de manera decidida y efectiva que no solo se aborde la eficiencia energética (consumo eficiente), sino el ahorro energético (no consumo) desde el planeamiento de manera vinculante?, ¿Podríamos plantear que todo futuro instrumento de planeamiento (estratégico, de ordenación estructural o pormenorizada) incorporase como variable inicial los objetivos de la Estrategia Europa 2020 relativa a la eficiencia energética?

Hagamos un ejercicio de posibles propuestas. ¿Qué medidas podríamos incluir en un Informe (o Estudio) de Sostenibilidad Energética del planeamiento? (Modelo análogo al Estudio Ambiental Estratégico del art. 20 LEA o al Informe de Sostenibilidad Económica –ISE- del TRLSR 22.4).

Primeramente, cabría distinguir entre medidas para tejidos no transformados (sin urbanización) y transformados, al margen de su clasificación urbanística o situación básica.

Determinaciones del IS Energética en tejidos No Transformados. Se podrían adoptar, entre otras, las siguientes medidas:

  • Ordenación en la urbanización de calles teniendo en cuenta el mejor aprovechamiento solar y comportamiento térmico pasivo de las edificaciones y de calidad de los espacios públicos.
  • Obligar a sistemas colectivos de energía (escala mínima, el barrio) para combinar y optimizar fuentes energéticas.
  • Limitar el consumo energético de todos los edificios indistintamente de su uso (estándar Passivhaus?)
  • Establecer la obligatoriedad de planes de monitorización y optimización periódica para la reducción del consumo energético.

Y en cuanto a las determinaciones del IS Energética en tejidos Transformados:

  • Análisis energéticos de barrios y edificios existentes.
  • Planes de mejora global y por ámbitos, para alcanzar determinados estándares energéticos en TODOS los edificios indistintamente de su uso, antigüedad y titularidad.
  • En operaciones de regeneración y renovación urbana, introducción de criterios de análisis de ciclo de vida.
  • Planes de inserción de sistemas energéticos colectivos y/o de barrio, donde poder combinar y optimizar fuentes energéticas, donde sea posible y en su defecto sistemas colectivos por edificio.
  • Planes de mejora periódica para la reducción del consumo energético.

Quizás pueda parecer exigente, pero si queremos incidir verdaderamente en la reducción de impactos y el consumo de recursos y energía hemos de dar pasos decididos hacia los objetivos, así como en el seguimiento de las medidas implantadas establecidas en cada caso, para comprobar su idoneidad y eficiencia.

¿Comenzamos?

The following two tabs change content below.
Mar Basagoiti, Bióloga con especialidad en Ecosistemas (1982) y Diplomada en Técnicas Aplicadas a la Ordenación del Territorio. Fundadora y gerente de KIMAR, Consultores Ambientales S.L. www.kimar.es. Asesora y colaboradora técnica del Gobierno Vasco y Diputación Foral de Bizkaia. Dirección y coordinación de equipos multidisciplinares. Dirección técnica y realización de estudios de impacto ambiental de planes y proyectos, revegetación y paisajismo, seguimiento ambiental, sostenibilidad, formación e interpretación ambiental

Leave a Reply

Your email address will not be published.