[Nuevas ideas] Cities Alive

La ingeniería Arup ha publicado recientemente un trabajo titulado Cities Alive (Ciudades Vivas, repensando las infraestructuras verdes) sobre la ciudad del futuro

Cuando oigo hablar de la ciudad del futuro, me viene a la cabeza la ambientación de Blade Runner, en aquel Los Ángeles de 2019, la lluvia ácida, la atmósfera densa, irrespirable, en definitiva, la ciudad inhabitable.

blade_runner

Click en la imagen para agrandarla

Parece que fallaron en el pronóstico, en 2019 no habrá replicantes como Rutger Hauer o Daryl Hannah ni coches voladores. Sin embargo, ¿también fallará el pronóstico sobre el estado de la ciudad? ¿El tiempo les dará la razón?

CitiesAlive_Layers

Click en la imagen para agrandarla

CITIES Alive es un compendio de soluciones para diseñar ciudades más habitables y con futuro. Considera los espacios verdes como algo más que un factor estético, son parte fundamental del ecosistema urbano que procuran una mejor interacción social y mejoran la salud física y mental de sus habitantes; propone que los paisajes aporten más, para una ciudad multiusos que se sobreponga al cambio climático, a través de un diseño más creativo en todas las fases de planificación, con una perspectiva integrada, que incorpore los avances tecnológicos para dar satisfacción a las demandas futuras, que supere la cultura de los compartimentos estancos y que ponga en valor los beneficios a largo plazo.

CitiesAlive

Click en la imagen para agrandarla

En estos enlaces podéis acceder a la noticia y al Resumen (con ilustraciones) e incluso descargar el  documento completo y una Ilustración del ecosistema urbano (la imagen superior, con 25 propuestas documentadas)

El trabajo cuya versión completa os recomiendo descargar (al menos para echarle una ojeada) incluye una relación de los beneficios sociales, ambientales y económicos del diseño para una Ciudad Viva y presenta interesantes casos de estudio, así como su propuesta de Checklist del urbanista.

Confío que esta documentación os resulte tan sugerente como a mi.

Hace unos días, Rosbe hablaba del Informe de Sostenibilidad Económica para las haciendas públicas exigido en las actuaciones de transformación urbanística. Ha hecho falta que pasaran casi siete años desde de que el art. 15 LS07 estableciera este estudio, para que empecemos a asumir con desgana la realización de los cálculos relativos a las previsiones de ingresos por IBI y de costes de mantenimiento derivados de las actuaciones proyectadas. Y lo hacemos a regañadientes porque estamos acostumbrados a examinar solo las cuentas de los beneficios y las cargas del promotor, porque nos cuesta entender que hay que considerar más factores. Ninguno somos tan imbécil como para no darnos cuenta que es de necios despreciar el análisis de costes y beneficios a largo plazo, pero nos domina la pereza y nos resistimos a explorar nuevos caminos con excusas más o menos ilustradas.

Este trabajo me confirma que deberíamos tomarnos más en serio la evaluación de los costes y beneficios de las actuaciones que proyectemos y de las soluciones que propongamos, no solo los costes para el promotor (a corto plazo, tos/2006/07/0603776a.pdf#page=57″ target=”_blank”>LvSU 62.1.f) o para la hacienda pública (a medio plazo, todos los costes y beneficios sociales y ambientales a largo plazo, que contemplen la totalidad del periodo de vida útil de la urbanización y de la ciudad proyectada. El IBI y la factura de mantenimiento. Y también la amortización de la urbanización y los demás costes ocultos remitidos al futuro. Y también los beneficios y costes sociales y ambientales.

Efectivamente, no es fácil cuantificar el beneficio social que reportan un espacio libre o que una calle tenga las aceras más anchas, ni el beneficio ambiental que reporta una zona verde frente a una plaza dura. Pero la solución no es obviar estos análisis, deberíamos dedicar nuestras energías a estas reflexiones cuanto antes.

En cambio, toda nuestra capacidad productiva se agota en intentar cumplir los requrimientos legales sobre estándares, tipos de actuación, sistemas generales y locales y demás bagatelas carentes de utilidad real. ¿Por qué el legislador no se da cuenta de que, a base de complicar el urbanismo hasta la extenuación, impide que los urbanistas nos podamos dedicar a evitar ciudades como la imagen de Los Ángeles-2019 que predice Blade Runner?

Todos los artículos de “Nuevos tiempos para el urbanismo, NUEVAS IDEAS”

 

The following two tabs change content below.

Natxo Tejerina

Licenciado en Derecho (Deusto, 1979). Abogado (Bilbao, 1980-1991), Profesor en los cursos de urbanismo del IVAP (1995-2020). Funcionario en diversos ayuntamientos desde 1991, actualmente en Urbanismo del Ayuntamiento de Barakaldo en periodo sabático.

Leave a Reply

Your email address will not be published.