[nU] Supermanzanas

Las supermanzas, un concepto interesante para abordar los problemas urbanos sobre la calidad urbana, la movilidad y la disponibilidad del espacio. Está preparado nuestro urbanismo?

9dA3Z9lr-photo-pomme-3

Las supermanzanas no es que sea un concepto nuevo ni mucho menos, pero en esta ocasión nos sirve para cuestionar el habitual recetario que aplicamos los urbanistas en las intervenciones sobre la cuidad existente.

La Supermanzana es una nueva célula urbana forma de organización urbana que, con su implantación, aporta soluciones a las principales disfunciones ligadas a la movilidad, a la vez que mejora la disponibilidad y calidad del espacio público para el peatón. Estos objetivos se logran con la introducción de dos cambios fundamentales: la jerarquización de la red viaria y el establecimiento de una red diferenciada para cada modo de transporte.

Las Supermanzanas son células urbanas de unos 400 por 400 metros, en cuyo interior se reduce al mínimo el tráfico motorizado y el aparcamiento de vehículos en superficie, y se da la máxima preferencia a los peatones en el espacio público. El tráfico motorizado circula por las vías perimetrales, mientras las calles interiores se reservan al peatón y, en condiciones especiales, a cierto tipo de tráfico como vehículos de residentes, servicios, emergencias, carga y descarga.

La Supermanzana se perfila, por tanto, como una solución integral que une urbanismo y planificación de la movilidad con el objetivo principal de limitar la presencia del vehículo privado en el espacio público y retornar éste al ciudadano. Esta primacía del ciudadano -actualmente convertido en simple peatón- es la base que da sentido a todo el conjunto de intervenciones con las que se perfilará la Supermanzana: calles de sección única para una accesibilidad universal, seguridad debido a la limitación de velocidad a 10 km/h y desarrollo del potencial para incrementar la habitabilidad y el confort en el espacio público.

Captura-de-pantalla-2011-12-13-a-las-22_21_13-480x314

En definitiva, la aplicación de las Supermanzanas se traduce en una mejora de la calidad urbana mientras se reduce el impacto ambiental. También aumenta la calidad de vida de vecinos y visitantes, y se incrementa la cohesión social y la actividad económica.

El hecho de que no sea necesario acometer derribos del parque edificatorio ni implementar cambios de gran calado en el planeamiento urbano, hace de las Supermanzanas un instrumento capaz de mejorar la vida de los habitantes de ciudades de cualquier tipología.

 

supermanzana_1

Y como vemos no es preciso irse muy lejos para ver la idoneidad de su funcionamiento, Vitoria-Gasteiz (ganadora del Premio European Green Capital 2012) y cuyo Plan de Movilidad y Espacio Público, basado en Supermanzanas, ha sido catalogado como Best Practice por Un-Habitat

03-espacios-de-estancia

Las supermanzanas permiten mejorar las condiciones de máxima habitabilidad de un 16% a un 32% de las calles.

A partir de la redacción del Plan de Movilidad y Espacio público en Vitoria-Gasteiz, BCNecologia se ha encargado del desarrollo del presente estudio, a detalle, para implementar una Supermanzana Central como proyecto piloto del Plan.

El estudio plantea tres fases de implementación. La primera contempla la reorganización de las redes de movilidad. Esto significa la instalación de los sistemas de control de acceso, cambios de sentido y la regulación del aparcamiento dentro del ámbito. La segunda fase contempla la habilitación del espacio público, dando prioridad a aquellas calles con carril bici y/o sendas urbanas. Por último, la tercera fase contempla a grandes rasgos la construcción de una plataforma logística de mercancías CDU y la dotación de aparcamientos para residentes fuera de calzada.

El estudio se basa en el análisis de la movilidad y la accesibilidad del espacio público. Para ello se han tenido en cuenta tanto las microsimulaciones de tránsito como sus repercusiones sobre el resto de la red, así como también se ha analizado la mejora del grado de habitabilidad gracias a una serie de propuestas de ordenación del espacio público.

Se prevé que a partir de este estudio de referencia se realizarán las convocatorias para la ejecución de la transformación urbana vinculada al resto de actuaciones realizadas en el PERI del Casco Medieval.

El incuestionable acierto e incluso necesidad de la propuesta nos llevan a reflexionar sobre los ejes de la Ley urbanística vasca de hace poco más de seis años, continuar con la expansión de la ciudad, pero con un alto porcentaje de vivienda protegida. Obsoleto, ¿no? ¿o ya era obsoleto cuando se promulgó?

Aunque la Ley urbanística no se ocupa de este tipo de cuestiones, puede ser obstáculo para el desarrollo de estas actuaciones:

  • En primer lugar, los estándares, que no se ocupan de lo cualitativo sino de lo meramente cuantitativo. Afortunadamente, esta intervención no comporta incrementos de edificabilidad urbanística y, en consecuencia(art. 6.3 DEU), no afecta a los estándares dotacionales.
  • Según se ve en los esquemas que se reproducen, el objeto de la actuación es cambiar la funcionalidad del viario, pasando a ser de primer rango viales que ahora son locales y viceversa. La determinación de la red de sistemas generales es estructural (art. 53.1.f LvSU), ¿la aprobación requeriría Modificación del PGOU? De ser afirmativa la respuesta, tal vez no se pueda tramitar la modificación (art. 103.4 LvSU) y el tiempo que llevaría su aprobación (arts. 109 y 110 LvSU, LEA), demoraría la puesta en marcha de un plan que solo tiene ventajas.

Afortunadamente, la enigmática expresión del art. 71 LvSU «estructura fundamental» puede que sea una oportunidad. En la nueva concepción de la LvSU sobre el planeamiento, qué diferencia lo estructural de lo pormenorizado?, se reservan las cuestiones estructurales al PGOU (aquí no intervienen ni el PS ni el PC)?, lo que ha provocado ciertos traspiés (algunos ya los hemos comentado http://www.orbenismo.es/lvsu-guia-lo-estructural-y-lo-pormenorizado/)?. Sin embargo este precepto permite a un instrumento de ordenación pormenorizada como es el PERU modificar la ordenación estructural siempre que respete la «estructura fundamental». Este precepto, que tan mal encaja en la nueva concepción bifásica del planeamiento, se explica por la función copy-paste, en este caso del art. 23.3 TRLS76, y puede venir al pelo para operaciones como esta, en las que la modificación del PGOU resulta totalmente desproporcionada.

¿Encontráis alguna justificación para seguir diferenciando entre sistemas generales y locales?

¿Encontráis alguna justificación a que esta actuación pueda requerir una modificación del PGOU?

¿La calificación de la actuación como PERU solventaría los posibles problemas de jerarquía normativa?

The following two tabs change content below.

Álvaro Cerezo

Álvaro Cerezo, Doctor Arquitecto (ETSA-UPM). Director de la Sociedad pública Puerto Deportivo el Abra – Getxo S.A. Ha sido arquitecto municipal en el Ayuntamiento de Zalla. Master en valoraciones UPC-EM-REV y experto en materia urbanística. Experto en proyectos europeos (URBACT III, Integrated Urban Renewal, Environmental Issues, Sustainable Housing Support to local authorities and other stakeholders in designing and delivering integrated and participatory policies). ECA Residuos nivel I. Ha sido docente de la EVETU (IVAP) y ha impartido clases en las Universidades de la UPV/EHU, Deusto, UPC y en instituciones INAP y ERAP, así como diversos colegios profesionales.

3 pensamientos en “[nU] Supermanzanas

  1. Pingback: [nU] Supermanzanas | Orbenismo | Actualidad sob...

  2. Gabino Regalado de los Cobos (Asociación vecinal Puente Azul, Vitoria-Gasteiz))

    Hola, buenos días. Me llama la atención en todo lo que he leído sobre las supermanzanas que nadie se preocupe de los vecinos y residentes en las vías perimetrales hacia las cuales se quiere desviar o canalizar todo el tráfico que ahora se reparte entre muchas más calles. Se ensalza constantemente entre las virtudes de las supermanzanas «una mejora de la calidad urbana mientras se reduce el impacto ambiental. También aumenta la calidad de vida de
    vecinos y visitantes, y se incrementa la cohesión social y la
    actividad económica» [Alvaro CEREZO, nU Supermanzanas, Orbenismo, 24/03/2015] pero se evita decir para no dañar la retórica cool de las supermanzanas que esto es a costa del sacrificio de los residentes en las vías perimetrales. Lo que les quitamos a unos en ruidos y emisiones de gases, se lo pasamos a otros. Eso sí, esas incomodidades soportadas entre muchos ahora se concentran entre unos pocos. Algo heroico (a la fuerza). Ahora que en las planificaciones urbanas (no sólo urbanísticas) se pretende seguir el paradigma del ciudadano como foco de atención principal de éstas y que vivimos en una «civilización» occidental que predica entre sus Derechos Fundamentales la igualdad entre los vecinos ¿Cómo es posible que a nadie le preocupe esta discriminación o desigualdad intrínseca al concepto de supermanzana entre los inquilinos del interior de la misma y los que viven en las calles que van a ser «elegidas» como perimetrales? Me gustaría conocer su opinión al respecto Sr. Cerezo. Muchas gracias.-

    1. admin

      Estimado Gabino.
      En primer lugar, muchas gracias por tu comentario. Coincido con el análisis que planteas, que no es otro del error que habitualmente se comente por parte de muchos nosotros a la hora de delimitar los ámbitos de muchas de las soluciones.
      Vivimos bajo el concepto del trazado de la “raya”. Si estas dentro de la raya se te aplica un régimen jurídico y si estas fuera otro. Es un problema eterno que refleja la inequidad y desigualdad de la delimitación entre ámbitos que los urbanistas tendemos a soslayar.
      Por otro lado, ese fenómeno ocurre igual en los nuevos crecimientos, no es solo una cuestión de la ciudad interior. Quien al principio era borde de ciudad y disfrutaba de los beneficios y perjuicios de tal condición, en la medida que se le adose una nueva ciudad su situación cambia y no nos rasgamos tanto las vestiduras (el afectado lógicamente si).
      Otro tanto ocurre más allá de las alteraciones por la definición de la supermanzana, lo que pasa es quizás su percepción sea más difusa o estirada en el tiempo. Cuando el Ayuntamiento reordena una zona (con sustantivas sustituciones) o cuando introduce una mejora por vía de reposición de la urbanización o espacio público ¿no ocurre lo mismo?
      O un ejemplo más claro y vinculado a tu argumento, que seguro que conoces:
      Entrada a Bilbao, Sabino Arana. 1975, se hace la entrada directa desde la variante (Solución Sur). Resumen: quejas por doquier. Carteles en las casas.
      Año 2013, se cambia la solución, ahora se entra por Avenida del Ferrocarril, Ahora se quejan estos vecinos ¿no? ¿Y lo anteriores?
      ¿Dónde queda la igualdad? Y por cierto ¿Quién patrimonializa los beneficios de las mejoras y perdidas de cada propietario por una u otra solución?
      Las soluciones urbanas deben ampliar el foco del problema, considerar la opinión de los afectados (pero hasta cierto límite, el bien de unos pocos –por muy colectivo que sean- no pueden limitar el derecho de la gran colectividad) y tratar de ser lo más equitativo posible buscando la mejora conjunta.
      Como se puede ver en el medio urbano la igualdad es más un concepto al cual aspiramos me temo.
      Saludos, Alvaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *