Modificación de la LvSU

El Parlamento Vasco aprobó ayer una modificación de la LvSU ampliando a quince años el plazo de adaptación de los Planes a la propia LvSU, hasta el 20/09/2021.

Modificaciones anteriores de la LvSU
  1. Ley del Parlamento Vasco 11/2008, de 28 de noviembre, por la que se modifica la participación de la comunidad en las plusvalías generadas por la acción urbanística (Ley del Parlamento Vasco 17/2008 de política Agraria y Alimentaria (Ley del Parlamento Vasco 7/2012, de 23 de abril, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Directiva 2006/123/CE, de 12 de diciembre, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a los servicios en el mercado interior, arts. 119 a 124 (to Europeo y del Consejo, relativa a los servicios en el mercado interior” href=”http://www.lehendakaritza.ejgv.euskadi.net/r48-bopv2/es/bopv2/datos/2012/04/s12_0084.pdf” target=”_blank”>BOPV 30/04/2012):  Arts. 200.3206.1.d207.1.s208.1.a210.2.a y 213.
  2. Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios (BOE 27/12/2012), arts. 119 a 124: Art. 207.
  3. STC 94/2014 (BOE 04/07/2014): Art. 138.2 (no permite la adscripción de sistemas generales y declara que la única interpretación correcta respecto a la imputación de costes de ejecución de los sistemas generales incluidos en las actuaciones integradas en suelo urbano es conforme al art. 53.1.f LvSU).

Ficha de la LvSU

La to entonces vigente o en tramitación deberá adaptarse a la LvSU en el plazo de 8 años (20/09/2014).

Esta to.euskadi.net/pdfs_acuerdos/2/10/000089.pdf” target=”_blank”>sexta modificación de la LvSU  sustituye el plazo de ocho años por el de quince, por lo que la obligación de adaptación vencerá el 20/09/2021.

La modificación, que será Ley 2/2014, de 2 de octubre, todavía no se ha publicado en el BOPV y entrará en vigor el día que se produzca esta publicación (según la Disposición Final única de la misma).

Sea bienvenida esta ampliación puesto que el cumplimiento de la obligación de adaptación podía constiuir un factor adicional de vulnerabilidad de la procelosa acción urbanística pública, vulnerabilidad  a la que no es ajena la propia LvSU.

La exposición de motivos indica que solamente 56 de los 251 municipios de la CAPV han adaptado el planeamiento (poco más de la cuarta parte) y que otros 65 están el ello y constata las dificultades financieras municipales para dar cumplimiento a la obligación.

Parece que el Parlamento Vasco busca las responsabilidades del incumplimiento de la obligación legal en casa ajena, pero sería conveniente que nos preguntáramos si esta falta de entusiasmo municipal no será debida a que la LvSU no genera más que dificultades para la acción urbanística y reporta pocas ventajas. Voy a referirme solo a un aspecto: La acción urbanística de los próximos años será la renovación y la regeneración urbanas, ¿adaptar el planeamiento vigente a la LvSU y aplicar el estándar de edificabilidad residencial máxima de 2,3 facilitará la renovación urbana o la hará imposible en la mayor parte de las intervenciones necesarias?

Publicada

La Ley se ha publicado en el The following two tabs change content below.

Natxo Tejerina

Licenciado en Derecho (Deusto, 1979). Abogado (Bilbao, 1980-1991), Profesor en los cursos de urbanismo del IVAP (1995-2020). Funcionario en diversos ayuntamientos desde 1991, actualmente en Urbanismo del Ayuntamiento de Barakaldo en periodo sabático.

4 pensamientos en “Modificación de la LvSU

  1. Pablo

    Sería interesante poner al legislador en la posición de los redactores de planeamiento urbanístico para ver que opina al respecto.
    No solo se trata del coste económico que supone la redacción de los Planes, para los que los ayuntamientos, en función de su tamaño poblacional suelen recibir subvenciones. Entiendo que el problema estriba básicamente en la extremada complejidad de su tramitación. Los Procedimientos urbanísticos, medioambientales (S/ Decreto 211/2012 de Procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica de Planes y Programas) y de Participación Ciudadana, que no suelen concordar entre sí. La legislación tanto territorial como sectorial (Re-Eetudio DOT, Modif. PTS Cauces, URA, Carreteras etc…), siempre cambiante, te hacen volver continuamente a la casilla de salida. y por ultimo los cambios de criterio de los representantes municipales, en función de los resultados de los comicios municipales obligan a reiniciar continuamente el proceso por la orientación que se le quiera imprimir al planeamiento.
    Como puede prosperar el procedimiento de redacción de planeamiento e si hasta disponer del Pre-Avance se precisa casi 6 meses?. Posteriormente y cuando ya dispones de un documento denominado de Inicio (art. 8 Decreto 211/2012) , cuyo contenido muchos ayuntamientos quieren que sometido a participación pública, antes de remitirlo al órgano ambiental. Posteriormente este órgano ambiental dada la saturación que tiene, tarda otra media de 6 meses en emitir el denominado Documento de Referencia (en cuyas consultas previas informa hasta el apuntador). Después parece que puedes proseguir con el Avance, y a partir de ahí documento para aprobación inicial, exposición pública, aprobación provisional, informe vinculante de la COTPV, aprobación definitiva, redacción de TR previo a su publicación y entrada en vigor etc….. Pero durante todo este proceso (más de 6 años) , siempre se acaba de aprobar una ley, reglamento decreto, tanto en materia de contaminación acústica como gestión de riesgo de inundaciones como de la oferta máxima residencia etc…) Estas circunstancias suelen suponer la continua reconsideración del contenido del Plan. En muchos casos y si las mismas suceden cuando no hemos llegado al punto de aprobación inicial, debemos reiniciar el Procedimiento Ambiental (Nuevo bucle).
    Total las corporaciones municipales observan que el proceso no avanza y dejan de creer en el nuevo Plan, hasta que finalmente abandonan cualquier apoyo al mismo. Como todo este proceso normalmente trasciende, el de una legislatura, las nuevas corporaciones que nacen de las diferentes elecciones municipales quieren imprimir un nuevo sesgo e iniciar el proceso desde el principio.
    En fin, no quiero ofrecer una visión negativa, pero cero que los legisladores no tiene conciencia de lo que implica la tramitación del planeamiento. Entiendo que, sin obviar las mínimas garantía básicas de participación pública, todo el proceso debería resultar más ágil.
    Además cuando felizmente se culmina todo este proceso (6-8 años), nos encontramos que la realidad física, social y económica del municipio es otra, muy diferente de la que teníamos cunado se inicio el proceso y en base a la que se realizaron las propuestas, con lo que habría que reconsidera nuevamente su contenido.
    Si queréis ejemplos aquí en Bizkaia os apunto entre otros caso de Barrika, Trapagaran, que levan ás de 10 años revisando sus respectivos planeamientos . En estos casos la responsabilidad de dichos “retrasos” no puede ser en modo alguno achacable a los respectivos equipos redactores, que me consta realizan su trabajo con todo rigor, y no hacen mas que sufrir los continuos cambios legales y de criterios municipales.

  2. GORKA CUBES

    Pablo, gran análisis de la situación actual.. muy acertado y desolador.. es así.
    Lanzo dos ideas que me sugiere tu comentario que pueden englobarse en la serie de “cambio de paradigma” tan ilustrativo que nos han regalado Natxo y Alvaro.
    – Por una parte el (en mi opinión) necesario cambio desde el actual axioma de la intervención en el territorio, el urbanismo y la ciudad (y en casi todo) desde la multidisciplinariedad (camarote de los hermanos Marx) hacia la transdisciplinariedad:
    http://www.jauregui.arq.br/transdisciplinariedad.html (muy buen artículo)
    Muy resumido y reducido a simple: mejor un equipo de urbanistas formados en muchas disciplinas que un equipo de profesionales de muchas disciplinas distintas, trabajando en urbanismo.
    Un camino muy similar en el campo educativo: desde la adquisición de conocimiento hasta el desarrollo de capacidades.
    – La segunda y al hilo de la anterior y del comentario de Pablo: la necesaria “ventana única” que demanda el ciudadano para relacionarse con la administración, no sólo se debe trasladar a la relación de las administraciones entre sí (el camino de espinas hasta conseguir aprobar definitivamente un PGOU), sino saltar al otro lado de esa ventana y quizá empezar a hablar de la “mesa única”.. porque si la ventana es una, pero después el expediente pasa por 25 mesas poco habremos ganado…

  3. Natxo Tejerina

    Yo ‘veo’ la elaboración del planeamiento (y también la ejecución) como una mezcla de las 12 pruebas de Hércules, porque nos lo ponen difícil porquesí con dificultades que no mejoran la calidad del resultado, y de Humor Amarillo, dónde después de pasar 1001 penurias llegas a la meta por fin y te come el dragón.

    Creo que el Plan General se ha convertido en ese objeto de deseo dónde todos quieren meter mano. Deberíamos habernos anticipado y haber establecido otras herramientas más modestas y más útiles para los objetivos que hemos de perseguir en los próximos años, que no serán dar la vuelta a la estructura general y orgánica sino intervenciones orientadas a mejorar la calidad de vida en las ciudades.

    Por ello, esta prorroga puede venir bien para que los municipios hagan sus planes estratégicos, y se pongan manos a la obra con alguna Modificación Puntual y documentos de ordenación pormenorizada, sin que sea necesario meterse en la vía-trampa de revisar el PGOU

  4. Fernando Belenguer

    Efectivamente como bien apuntáis se debe superar la idea de que el Plan General lo va a arreglar todo porque eso es imposible. Este Plan debe marcar las condiciones fundamentales y los elementos estructurales del territorio pero lo que realmente puede mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos son los proyectos puntuales sobre la ciudad. El urbanismo debe inicialmente tomar decisiones estratégicas que posibiliten a posteriori un desarrollo pormenorizado, gestionado por los propios municipios, donde se concreten proyectos que lleguen a la ciudadanía, mejorando realmente sus condiciones de vida y relación social sobre la ciudad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.