La intervención urbanística sobre el medio urbano. Cuanto más, menos

Seguimos sin cruzar el Rubicón.

De unos años para aquí y de manera más patente desde la aprobación de los ODS (ahí está ese ODS 11 para lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles) la intervención sobre el medio urbano está en boca de todos. De hecho, de manera casi paralela, hemos venido desarrollando en plano legal todo un conjunto de instrumentos y determinaciones que permiten superar las barreras y blindajes del medio urbano constituidas al amparo del denominado modelo clásico (LS56 – LRSV98 y nuestra LvSU también), tenemos:

  • Las actuaciones de transformación (de sustitución de la ordenación), sean de creación de nueva ciudad sobre otra ya existente, actuación de urbanización de reforma o renovación, o más contenidas, actuación de dotación (TRLSR 7.1).
  • Las actuaciones sobre el medio urbano con sus modalidades de rehabilitación edificatoria y la de regeneración y renovación urbana, que puede contemplar incluso medidas sociales, ambientales y económicas, la actuación de regeneración y renovación urbana integrada (TRLSR 2.1).
  • Las actuaciones edificatoriasya sean de nueva edificación, de rehabilitación, de reforma o de demolición, y que pueden incluir obras complementarias de urbanización (TRLSR 7.2).

Para este conjunto de actuaciones se ha establecido un régimen de contribución de los propietarios que, como decíamos, desmantela el blindaje del urbanismo tradicional, claramente orientado al fomento de lo especulación inmobiliaria. Por ello, la ley asegura que la regulación de los derechos y obligaciones de la propiedad ya no sea de acuerdo a las normativas autonómicas ni tampoco en función de la clasificación del suelo (dada su tendencia a anclarse en el urbanismo tradicional) y que sea en función del tipo de actuación básica.

Todo ello lleva a reconocer que el escenario de la intervención sobre la ciudad existente es y debe ser otro. 

Pues a pesar de que, desde una perspectiva histórica en nuestro derecho urbanístico, nunca hayamos tenido tantas herramientas a nuestro alcance y menos trabas legales para intervenir en el medio urbano mediante técnicas urbanísticas de equidistribución de los costes urbanos para el sostenimiento, reposición e incluso subsanación de los déficits urbanos, seguimos ahí, inmóviles como espantapájaros. 

Ya sean los Proyectos Europeos, las iniciativas DUSI o, ahora, quien sabe si los fondos NextGenerationEU con sus exposiciones de motivos y documentos de referencia están sirviendo de bien poco para cambiar las pautas de intervención sobre la ciudad existente. Todo son expresiones grandilocuentes y tendencialmente confusas, como la “Rehabilitación de Barrios”, que rayan el oxímoron.

Todo ello no es sino una labor de ocultamiento, de un intento de no admitir que las bases de nuestro urbanismo han cambiado, de una huida constante de las técnicas de equidistribución y de que nadie se atreva a “cruzar el Rubicón” de aplicar la función social del derecho de propiedad a TODOS los bienes del medio urbano (paradójicamente, mientras se enarbola la misma función social para socavar la condición de bien de inversión de todos ellos), de no asumir nuestros costes urbanos o la condición de nuestros bienes y, como toda realidad incomoda o negativa, es una tarea que tendemos a rechazar o a postergar, con la vana esperanza que sean otros quienes nos la solucionen y, sobre todo, costeen, bajo falsos pretextos de justicia social y una falta de verdadera equidad. 

Casi todos somos conscientes de que lo necesitamos, pero ¿Quién será el primero en cruzar?

The following two tabs change content below.

Álvaro Cerezo

Álvaro Cerezo, Doctor Arquitecto (ETSAM, UPM), Arquitecto (ETSASS, UPV/EHU). Profesor Ayudante Doctor –ANECA- y Adjunto –UNIBASQ-. Profesor de la Cátedra UNED- Instituto Lincoln de Políticas de Suelo. Director de la Sociedad pública Puerto Deportivo el Abra – Getxo S.A. Ha sido arquitecto municipal en el Ayuntamiento de Zalla. Máster en valoraciones UPC-EM-REV y experto en Urbanismo, Derecho Urbanístico, Valoraciones, Ordenación y Gestión del Territorio y Evaluación ambiental. Experto en proyectos europeos (URBACT III, Regeneración urbana integrada, Medioambiente, Vivienda sostenible, Financiación de proyectos urbanos, Apoyo a las autoridades locales y otras partes interesadas en el diseño y ejecución de políticas integradas y participativas). ECA Residuos nivel I. Ha sido docente de la EVETU (IVAP) y en la UPV/EHU, Universidad de Deusto, UP-Cataluña, UP-Valencia y en instituciones INAP y ERAP, así como diversos colegios profesionales.

2 pensamientos en “La intervención urbanística sobre el medio urbano. Cuanto más, menos

  1. Ñás

    Supuesto práctico.
    Modificación del PGOU, para reducir la catalogación de un edificio protegido destinado a Hotel desde hace décadas, situado en el casco histórico d ela ciudad (SUC).
    No hay, por tanto, ninguna actuación de transformación, ni de reforma o renovación de la urbanización ya existente, ni tampoco de urbanización.
    No se toca la urbanización exterior, que se mantiene.
    Tras la modificación del Catálogo del PGOU, se pide licencia para rehabilitar el edificio y mediante su transformación interior, destinarlo a uso residencial generando varia suplantas de aparcamiento subterráneo donde ante son había ninguna plaza de aparcamiento.
    Pues bien, la cuestión es la siguiente.
    Siendo incuestionable que la citada actuación es sobre el medio urbano (artículos 2.1 y/o 7.2, nunca 7.1 TRLS15, ¿sería exigible que se impusiera como condición en la ciencia que el 30% de las viviendas se reservaran para uso de VPP por así imponerlo el artículo 18 TRLS15?.
    Vid. Sentencia del Tribunal Supremo 205/2021, de 16 de marzo (asunto Residencial Maravillas).
    Se admiten respuestas.
    Gracias.

    1. admin

      Buenas José.
      Sin conocer todos los detalles es dificil aportar una reflexión extensa, pero si podemos aportar algo.
      La reserva de VPP en suelo urbanizado está limitada (en la regulación básica) al 10% (TRLSR 20.1.b) y en todo caso debería ser una actuación de urbanización, de reforma o renovación (la actuación de dotación, TRLSR 7.2, no tiene exigencia de VPP).
      Otra cosa es que una regulación autonómica tenga otra determinación (como en Cataluña).
      Por otro lado ¿Es verdaderamente una actuación sobre el medio urbano? ¿El plan la declara de tal condición o es una valoración propia? Sería interesante ver el caso.
      En nuestra opinión nada obsta para que haya una actuación de dotación dentro de una actuación sobre el medio urbano, pero sería la primera que vemos.
      Estariamos encantados que nos pudieras facilitar más información al respecto.
      Saludos, Alvaro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.